La Gamba Roja de Garrucha (Aristeus Antennatus).

Este crustáceo habita en las aguas del Mediterráneo y puede encontrarse 

generalmente entre los 500-900 metros de profundidad, habita en fondos fangosos 

de donde se nutre y es precisamente este hábitat lo que determina su insuperable 

sabor y lo distingue del resto de gambas.

Su zona de cría y pesca es muy reducida y se circunscribe únicamente a la franja 

de litoral cuyo epicentro es Garrucha (Almería). 

La Gamba Roja de Garrucha es el mayor tesoro que se puede encontrar en el Mar 

Mediterráneo y está considerada  uno de los mariscos más exquisitos del mundo.

Garrucha Sea 2014